Es un vidrio que sometido a un tratamiento térmico de templado, aumenta notablemente su resistencia a las tensiones de origen mecánico (flexión, choque…) y térmico (diferencias de temperatura), sin alterar las propiedades ópticas del vidrio base.

La resistencia al choque de un vidrio templado es de 6.6 veces superior a la de un vidrio sin templar.

En caso de rotura, el vidrio templado se fragmenta en pequeños trozos, minimizándose de este modos los riesgos de heridas profundas. Esta característica hace del Securit un vidrio de seguridad, específicamente indicado para todas aquellas aplicaciones donde se requiera protección ante el riesgo de heridas en caso de golpes o choques.

Contacta ahora

Envíanos tu consulta a través de nuestro formulario comercial. Estaremos encantados de atender tu solicitud.